PÍLLARO INICIA AÑO NUEVO CON LAS COMPARSAS DE LA DIABLADA - INFORMATE PUEBLO

NOTICIAS RECIENTES

martes, 2 de enero de 2018

PÍLLARO INICIA AÑO NUEVO CON LAS COMPARSAS DE LA DIABLADA


PÍLLARO, Tungurahua. Personas disfrazadas de diablos danzan
al son de pasacalles y sanjuanitos. Wilson Pinto
Tungurahua - “Atatay”, “arrarray”, son las palabras con que cientos de diablos tratan de asustar a los turistas propios y extraños que llegan a copar ocho cuadras del centro de Píllaro, mientras este personaje vestido en su mayor parte de rojo y con caretas de cachos de distintos tamaños y formas dan rienda suelta al baile en la Diablada Pillareña, que comenzó ayer y se extiende hasta el 6 de enero.

A pesar de la lluvia constante que cayó en la tarde de este lunes en Píllaro, cientos de turistas llegaron a presenciar la Diablada Pillareña que el 29 de diciembre de 2008 fue declarada Patrimonio Cultural Intangible del Ecuador. En esta oportunidad son trece las partidas (comparsas) que hacen su participación en los seis días.

En el ambiente se escuchan especialmente pasacalles, sanjuanitos y tonadas de las bandas de pueblo que acompañan a cada partida, lo que marca el paso no solo de los diablos sino especialmente de las parejas de línea, con lo cual el ambiente de alegría de los espectadores se enciende. “Viva Píllaro”, “viva la Diablada Pillareña”, se escucha entre la gente.

Diana Mesías, jefa municipal de Cultura, Deportes, Turismo y Recreación, recordó que las partidas ingresan al centro de Píllaro entre las 13:00 y 14:00 para su primera vuelta. Luego de un descanso inician la segunda vuelta para después salir a los lugares de origen. Son ocho cuadras, por lo que cada vuelta dura alrededor de una hora y media.

Aseguró que se ha solicitado a los cabecillas de los grupos que cumplan con los ocho requisitos, entre ellos, el cuidado de la vestimenta e indumentaria de los personajes.

Mesías dijo que lo que se pretende es que los turistas disfruten de la Diablada tal como es el contexto original, que esencialmente consiste en que los diablos se rebelaron ante la opresión de los españoles en la época de la colonia, razón por la que se cuida que no se utilicen personajes o indumentaria de otras fiestas.

Carlos Mosquera manifestó que cuando era joven bailaba en las parejas de línea como lo hace ahora su hija Marilyn, 11 años.

En cambio, Fernanda Sánchez salió a disfrutar del evento con sus hijos David, de 9 y Miguel, de 3, quienes estaban disfrazados de diablos en la partida de Rocafuerte.

Comentó que les gusta continuar con la tradición, razón por la que apoyan a sus hijos cuando quieren ser parte de las comparsas.(I)
Esta tradición fue declarada en 2008 Patrimonio Cultural Intangible del Ecuador.
El evento
Turismo
En familia
Luis Buenaño, que llegó desde Quito, aseguró que le gusta asistir con su esposa e hijos pequeños para que conozcan de esta tradición.

Atracción
Se calcula que en los seis días llegarán alrededor de 40.000 personas. Fuente: El Universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario