CERCA DEL OCP CIRCULAN EN LIBERTAD UNA VARIEDAD DE ESPECIES SILVESTRES - INFORMATE PUEBLO

NOTICIAS RECIENTES

miércoles, 6 de marzo de 2019

CERCA DEL OCP CIRCULAN EN LIBERTAD UNA VARIEDAD DE ESPECIES SILVESTRES

VIDA. Pantera, tapir, mono y armadillo con una muestra
 de la vida silvestre que recorre y se alimenta por el corredor
 biológico Tropi Andino. (Fotos: Carlos Urgilés/Freddy Gallo)
Los corredores biológicos, como el Tropi Andino, contribuyen a la conservación de la fauna.

Por el corredor biológico Tropi Andino (CBTA), que sigue la misma ruta del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), que pasa por Sucumbíos, Napo, Pichincha y Esmeraldas, se han registrado 71 especies de animales entre mamíferos, aves y reptiles.

Después de cuatro años de investigaciones a cargo de profesionales del Instituto para la Conservación y la Capacitación Ambiental (ICCA), los registros de las cámaras trampa dieron como resultado la presencia de 51 mamíferos, 21 especies de aves y dos de reptiles, aunque también existen registros visuales de especies de primates que prefieren los doseles de los árboles, indicó el biólogo Carlos Urgilés, miembro del equipo de investigación.

Estos registros de vida silvestre demuestran que los corredores biológicos son efectivos. “Sí hay fauna y por esas razones hay que pensar en un mejor manejo y conservación de estas zonas que permiten la conectividad y el paso de animales entre remanentes de bosques”, aseguró.

En Ecuador hay 18 corredores biológicos implementados como una estrategia para la conservación y el manejo de paisajes naturales y los animales silvestres asociados a esos sitios.

Zonas de importancia

El CBTA tiene un área de influencia de 10 km a cada lado del OCP, el mismo que tiene una extensión de 485 km. Según los resultados de la investigación, la zona más conservada y por tanto con mayor diversidad está en Sucumbíos (Amazonía), entre Gonzalo Pizarro y la reserva ecológica Cofán-Bermejo, donde hay jaguares, tapires, venados y más.

Mientras que la parte de Esmeraldas, por donde pasa el OCP, “no tiene viabilidad, es una zona completamente fragmentada y no se encontró vida animal”, indicó el biólogo, quien aclaró que esta área no forma parte del CBTA.

Sin embargo, mencionó que la zona de influencia de la reserva Mache Chindul, los remanentes del estuario de Muisne y los manglares, que se ubican al sur de la provincia y del paso del OCP, son parte del CBTA y allí, aunque aún se mantiene la extracción de madera y cacería, “existe diversidad de mamíferos”.

Se ha registrado fauna mediana como sajinos y cuatro especies de felinos: pumas, tigrillos, yaguarundis y margay. Para que su población aumente se debe seguir manteniendo y protegiendo este tipo de corredores, comentó.

El trabajo

Para obtener la información de la vida animal en el corredor, se usaron 90 cámaras trampa, que fueron colocadas en cada sitio de muestreo, dentro y fuera del CBTA, por aproximadamente 38 días. Luego eran movilizadas al siguiente tramo y así cubrieron toda la extensión del corredor desde Esmeraldas hasta Sucumbíos.

Los datos y las fotos recopiladas demuestran que en el corredor prevalece la fauna pequeña, como guantas, guatusas, zarigüeyas, armadillos, conejos, ardillas…, la mayoría de ellos siguen siendo objeto de cacería.

Entre los mamíferos grandes se destacan jaguares, pumas, margay, leopardos, ocelotes, yaguarundis, osos de anteojos, tapires, pecaries, venado de cola blanca, entre los principales.

Estos resultados indican que las acciones de conservación como el CBTA permiten que los animales que residen en las cuatro provincias por las que atraviesa el OCP se muevan entre remanentes de bosque nativo, y con ello su supervivencia se vea mayormente asegurada, manifestó Urgilés. (CM)
PAISAJE. Este es uno de los bosques tropicales en Sucumbíos que está dentro del corredor biológico Tropi Andino. (Fotos: Carlos Urgilés/Freddy Gallo)

Llamado

°   Los expertos que participaron en el estudio del corredor biológico Tropi Andino coinciden en que se deben crear políticas públicas integrales, transversales y que involucren a los ministerios de Turismo, Ambiente y Ganadería y Agricultura, gobiernos locales, empresas privadas y ciudadanía.

Todo esto para que la conservación sea un asunto compartido y que la experiencia de la creación de corredores biológicos sea parte del desarrollo de cualquier tipo de industria.

El biólogo Carlos Urgilés manifestó que los resultados de la investigación han sido socializados con los Gads de las comunidades por donde atraviesa el corredor. Se espera que sea usado para la toma de decisiones en cuanto a protección.

El siguiente paso será buscar financiamiento para continuar con el monitoreo de ciertos tramos del corredor Tropi Andino. Fuente: Diario La Hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario