PAZMIÑO: “TODO TIENE UN PRECIO AL INTERIOR DE LAS CÁRCELES” - INFORMATE PUEBLO

NOTICIAS RECIENTES

lunes, 25 de febrero de 2019

PAZMIÑO: “TODO TIENE UN PRECIO AL INTERIOR DE LAS CÁRCELES”

Habla de reducción de los índices de violencia, mejoras en el sistema de alimentación, la disminución del hacinamiento. Envió ya un plan para la declaratoria de la emergencia.

Es el director del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad, una de las dos dependencias que reemplazaron al Ministerio de Justicia, junto con la Secretaría de Derechos Humanos. (Angelo Chamba / Expreso)

Ernesto Pazmiño quiere darle un giro a la rehabilitación social. Busca un modelo más humano, con menos policías y guías y más terapeutas. Reconoce que hay corrupción y busca combatirla.

- ¿Qué hacer con un sistema de rehabilitación en crisis?

- Hemos hecho un diagnóstico y consideramos que esta crisis se debe de manera prioritaria al enorme y grosero hacinamiento que existe en las cárceles, que provoca consecuencias fatales.

- ¿Qué provoca hacinamiento?

- Una política equivocada desde el sector justicia en relación al uso de la prisión preventiva y a las medidas extremadamente punitivas que se aplicaron en el Gobierno anterior y en la creación de leyes penales, las resoluciones judiciales de la Corte de que para procedimientos abreviados no se suspenda condicionalmente la pena. El otro factor es la acumulación de penas. Lo grave del hacinamiento es que genera otras consecuencias funestas al interior de las prisiones.

- ¿Como cuáles?

- Cárceles llenas provocan inseguridad y corrupción. En la cárcel de Latacunga hay 5.700 PPL; ingresar tabacos para esa cantidad es lucrativo. Está prohibido el ingreso de tabacos, pero entran más que si fueran permitidos. Una cajetilla vale de 40 a 50 dólares, eso genera corrupción.

- Pero la corrupción siempre ha existido, es un mal que no ha podido erradicarse.

- Siempre ha habido corrupción, pero las megacárceles tienen como consecuencia directa generar esos procesos de corrupción porque el negocio con esas enormes cantidades de privados de la libertad se hace más lucrativo, al igual que el ingreso de droga. Entonces se crean mafias al interior mucho más poderosas. Las muertes que se producen son una lucha por el manejo del poder en las cárceles.

- ¿Qué hacer?

- No es que los agentes de seguridad y los policías garantizan la paz en las cárceles. Son ellos, los privados de libertad, quienes pueden alborotar las cárceles o pueden pacificarlas.

- Si ya saben cuál es el problema, debe haber una solución.

- El sistema actual, en el análisis que hemos hecho, es deficiente, inhumano, violento y corrupto. Para hacer un sistema de rehabilitación eficiente pretendemos fortalecer el eje de educación y el laboral en las cárceles.

- ¿Cuál es la propuesta?

- Hay necesidad de conformar un sistema de rehabilitación humano, con visión de derechos. Por eso propongo menos policías y agentes de seguridad y más psicólogos y terapeutas. La rehabilitación tiene que ser interpersonal, entre dos seres humanos.

- ¿Cuántos psicólogos?

- Al menos hasta abril, 250 psicólogos que irían a las cárceles. Su seguridad la garantizan ellos porque la violencia se presenta porque no hay procesos de rehabilitación.

- ¿Con esa iniciativa se puede combatir a las 20 bandas delincuenciales que existen?

- Necesariamente ahí viene un trabajo de la policía en control y prevención de delitos, para desbaratar estas bandas.

- Pero los 250 psicólogos servirían para un segmento. ¿Y en el caso de los violentos?

- No creo exagerar, pero pienso que el 95 % de los privados de libertad quieren rehabilitarse. Hay un pequeño grupo que es bastante difícil rehabilitar inmediatamente; para ellos se necesitan tratamientos con psiquiatras.

- No es hora de la emergencia.

- Es la primera alternativa porque nos permitirá agilizar procesos. He mandado una propuesta de lo que sería el plan para la emergencia, porque debemos tener una hoja de ruta, qué vamos a hacer y los resultados. Lo básico sería fortalecer el sistema de seguridad para acabar con las mafias.

- ¿Cómo se fortalece?

- Utilizar la avanzada técnica para fortalecer la seguridad externa, interna y de ingreso de las visitas. Me han visitado empresas de seguridad privada de algunos países.

- Se podría concesionar la seguridad a empresas privadas.

- Por lo menos el tema del ingreso, control de cámaras, monitoreo, puede ser un mecanismo que una empresa con mucha experiencia administre. O puede ser la policía. Hay varias alternativas.

- ¿No cree que es hora de una depuración? Las denuncias apuntan a los funcionarios.

- La corrupción está enquistada en todo lado. Cuesta dinero para que el PPL salga al médico, para que vaya al baño, para que entren tantos familiares. Todo tiene un precio al interior de las cárceles, es lamentable, incluso aquí en la planta central. No puedo ocultar eso.

- ¿Y pruebas de confianza?

- Podríamos acudir a esa posibilidad, terminaremos haciendo eso. Con los agentes de seguridad penitenciaria la alternativa es conformar la escuela de formación y carrera penitenciaria.

- ¿Se aumentará el número de guías?

- Según la concepción que tengo, no creo que necesitaría contratar cantidades excesivas de guías. Si logro hacer un modelo de gestión adecuado y humano, creo que con los 1.500 guías penitenciarios que tenemos podremos salir adelante. Fuente: Diario El Expreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario