lunes, 20 de febrero de 2017

LOS SOMBREROS DE MOCORA Y PAJA TOQUILLA

Estos accesorios son adquiridos por los montuvios para protegerse del sol mientras realizan sus siembras.

Si bien es cierto, Los Ríos no es cuna de la elaboración de los sombreros de mocora, de bejuco, paja toquilla o de otra clase de planta, sin embargo, decenas de comerciantes la consideran como una de las poblaciones que más adquiere y utiliza estos accesorios.

“Los mejores clientes son los campesinos que labran la tierra a sol y agua”, así lo detalla doña Mariana Franco, quien por más de 20 años se dedica a la comercialización de los sombreros de paja y de mocora (producto oriundo del cantón Paján). Los vende en el baratillo de la avenida June Guzmán, entre Séptima y Sexta de Quevedo.

“Yo le compro a los artesanos de Manabí. Los sombreros que adquiero son elaborados a base de paja toquilla, mocora y algunos son bordados con otro tipo de material. Pese a que ya vivimos otros tiempos, aún existen personas que compran los sombreros”, indicó Franco.
La comerciante agregó que los campesinos compran los sombreros para protegerse del clima, especialmente en los días soleados.

A la vez resalta que los meses que más vende es en octubre y diciembre, época en la cual se desarrollan actividades culturales en las diferentes instituciones educativas.


Y es que en el baratillo de Quevedo se expenden los sombreros que son originarios de Manabí y que son elaborados por artesanos ecuatorianos.


Costo
Nayla Macías, quien ayuda a su madre en el negocio donde se ofertan los sombreros de mocora, afirma que diariamente se venden de 3 a 5 de estos ejemplares, que en varios países del mundo cuestan más de 100 dólares.

VARIEDAD. Propios y extraños quieren un sombrero de estos.

“Aquí los vendemos barato, es decir, hay de todo precio. Desde 5, 10 o 15 dólares. Hemos tenido la presencia de extranjeros y cuando les decimos los precios se sorprenden, pues nos cuentan que el mismo sombrero en sus países es más costoso”, mencionó la joven.

No obstante, comentó que da mucha pena que ahora la gente hasta le da vergüenza utilizar un sombrero, pero también se admira del valor de algunos que sin escuchar murmuraciones o críticas se niegan a perder la identidad de los montuvios.

En estos dos negocios (de Mariana y Nayla) además de los sombreros se venden otros accesorios como petates, esteras, hamacas, entre otros artículos que son elaborados de paja. (MCC)

El dato
Con la paja mocora se pueden elaborar distintos accesorios, entre ellos zapatos, hamacas, petates, esterillas, sombreros y otras artesanías ancestrales. La paja es oriunda del cantón Paján. FUENTE: DIARIO LA HORA.

0 comentarios:

Publicar un comentario