lunes, 26 de junio de 2017

CINCO FISCALES INVESTIGAN LOS SOBORNOS DE ODEBRECHT

Hasta ahora, hay nueve personas procesadas: seis detenidas y tres con arresto.
Hay solo un exfuncionario, los demás son excontratistas. (ANGELO CHAMBA)
El fiscal Carlos Baca Mancheno encabeza las actuaciones en esos casos. También están la fiscal subrogante y fiscales especializados en lavado de activos

Sobre ellos recae el peso de la investigación. Al menos cinco fiscales han estado a cargo o han actuado en alguna diligencia de los expedientes en los que se investiga la red de corrupción vinculada con la constructora Odebrecht.

Salvo el titular de la institución, Carlos Baca Mancheno, los demás tienen algo en común: su experiencia en la fiscalía. Por sus manos han pasado casos ‘sonados’ como los derivados del 30S, las irregularidades en la Federación Ecuatoriana de Fútbol, el caso Petroecuador o la venta de pases en la Policía Nacional.

Ahora, los cinco funcionarios y sus equipos de trabajo tienen que recopilar los elementos y, en un eventual juicio, demostrar con pruebas la supuesta entrega de sobornos a funcionarios públicos por 33,5 millones de dólares, denunciado por el departamento de Justicia de Estados Unidos, en diciembre de 2016.

¿Cómo se hace ese trabajo? Generalmente una noticia del delito o una denuncia da origen a la investigación. La Fiscalía también actúa de oficio. Los fiscales recopilan elementos de convicción, solicitan diligencias, allanamientos, seguimientos, pedidos de información, de detención y asistencias penales internacionales.

Obviamente, en conocimiento de todo el proceso está el fiscal general, un polémico funcionario que ha sido cuestionado por su supuesta cercanía con el oficialismo. Baca ha viajado a Brasil y Panamá para conseguir información por Odebrecht. En Brasil recibió documentos, audios y vídeos relacionados con las investigaciones. De Panamá consiguió la oferta de trabajo conjunto en ese y en el caso Petroecuador.

Al momento existen seis casos abiertos por las coimas entregadas a funcionarios del Gobierno del Ecuador: tres instrucciones fiscales y tres investigaciones previas.

Liderando el grupo de la Fiscalía está Wilson Toainga. Fue nombrado por el exfiscal Galo Chiriboga. Ha investigado, por ejemplo, el proceso por la supuesta venta irregular de pases en la Policía y fue el encargado de viajar a Londres a receptar la versión de Julian Assange en la embajada de Ecuador.

En el caso Odebrecht, está a cargo del caso por presunto lavado de activos, en contra del exministro de Electricidad Alecksey Mosquera y conoce la investigación general por las irregularidades cometidas por la constructora brasileña. En ese caso también ha actuado el fiscal Fabián Salazar quien maneja investigaciones por el 30S.

La otra integrante es Diana Salazar. Dirige dos instrucciones fiscales por presunta asociación ilícita abierta en contra de Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas, y otras cinco personas y de Édgar Arias, gerente de la empresa Diacelec. Ella pidió que se declare la reserva del caso en el que está procesado Rivera.

Por sus manos también pasaron los casos de lavado de activos contra de Carlos Pareja Cordero, en el caso Petroecuador; y otro en contra de Luis Chiriboga, extitular de la Ecuafútbol.

La fiscal subrogante, Thania Moreno, se unió a las investigaciones por Odebrecht en el caso de concusión abierto contra el excontralor Carlos Pólit. También impulsa las diligencias por presunta delincuencia organizada en el Metro de Quito.

Unidad contra la corrupción

Ni bien se posesionó, el 11 de mayo, el fiscal Carlos Baca creó la Unidad Nacional de Transparencia y Lucha contra la Corrupción. El objetivo es liderar la investigación de los actos de corrupción y los que atentan a la transparencia de la acción pública. Debe informar de forma mensual al fiscal general los resultados de las investigaciones y el impulso de las causas. Fuente: Diario el Expreso.

0 comentarios:

Publicar un comentario