lunes, 7 de agosto de 2017

EN ALIANZA PAIS EXISTE UNA MILITANCIA DIVIDIDA Y EN ‘STAND BY’

Militantes de AP respaldaron el viernes al vicepresidente Jorge Glas,
en la central de Rumichaca y Padre Solano.
Mientras las ‘cabezas’ de Alianza PAIS (AP) definen sus posturas y marcan distancias frente al resquebrajamiento del movimiento oficialista, las bases están en stand by. Así lo definen dirigentes barriales, quienes aseguran que están expectantes a lo que ocurra entre sus líderes para tomar decisiones.

Para muchos dirigentes de los denominados Comités de la Revolución Ciudadana (CRC) no ha sido suficiente el llamado que el presidente Lenín Moreno hizo a la militancia el pasado miércoles, ni el manifiesto del bloque de asambleístas de AP que pide al primer mandatario y al vicepresidente Jorge Glas resolver sus diferencias.

Sin dar nombres, por temor a represalias, tres líderes de sectores populares de Guayaquil, afines a la asambleísta Marcela Aguiñaga, directora provincial de AP, critican los acercamientos de Moreno con líderes de la oposición y que le haya pedido a Glas que deje de defenderse.

“Si a usted lo están acusando, tiene que defenderse pues; más bien el presidente debe defender al vicepresidente, no dejarlo solo”, dice uno de los dirigentes. Otro señala que deben apoyar a Glas, “porque Lenín y Glas están por nosotros...”.

Estos pronunciamientos no los hacen públicos; al menos no defienden a Glas abiertamente, prefieren esperar para definir su postura, para no perder lo que supuestamente les han ofrecido en la Revolución Ciudadana, un puesto de trabajo. “Estamos esperando qué nos dice la presidenta de AP para ver dónde podemos ir, lanzarnos a qué”, dice el tercer dirigente.

En Ambato, los líderes de los CRC han llamado a la calma a sus militantes. Paola Rodríguez, del comité ‘Compañero Eloy Alfaro’, pide confiar en el buen criterio de las cabezas y señala que antes de atreverse a cuestionar la decisión de Moreno respecto a quitarle las funciones a Glas, prefiere esperar.

Gustavo Ibarra, del CRC Luis A. Martínez-Reinaldo Miño, llama a mantener la unidad porque, dice, más allá de las simpatías a Moreno, a Glas o al expresidente Rafael Correa, está el proyecto político. Ninguno de los dirigentes consultados está de acuerdo con formar otro movimiento.

En Manabí, Anthony Espinoza, del movimiento de jóvenes de apoyo a AP, dice que no pueden arriesgar la estabilidad democrática y enfatiza que la Revolución Ciudadana es un proceso que “sobrepasa a los líderes como Correa, Moreno o Glas, pues ha provocado un cambio en la sociedad”.

Y mientras en las redes sociales, desde Bélgica, Correa continúa criticando las declaraciones y decisiones de Moreno, el exministro de Defensa y actual consejero presidencial, Ricardo Patiño, señala con relación a la tensión en AP: “Reitero mi esperanza de que (esta) semana tendremos señales positivas tendientes a generar confianza mutua...”. (I) FUENTE: DIARIO EL UNIVERSO.

0 comentarios:

Publicar un comentario