lunes, 31 de octubre de 2016

‘DEBERÍAMOS SER PROTEGIDOS, NO PERSEGUIDOS’

El ex asambleísta Cléver Jiménez (Pachakutik) y el activista Fernando Villavicencio enfrentan un nuevo juicio.

¿Cómo evalúa la orden de prisión preventiva que pesa sobre usted y Fernando Villavicencio, la segunda en lo que va de este Gobierno?

Es una prueba más de la persecución política por parte del Gobierno, por haber combatido todos los hechos de corrupción. En febrero de 2011 presenté una denuncia en la Fiscalía General y en la Contraloría por lo que está pasando en la refinería de Esmeraldas.

¿Cómo obtiene esta información?

La información llegaba a mi despacho; llegaba desde los mismos funcionarios del Gobierno, quienes pedían que no se hagan públicos sus nombres.

¿Hackeó o se metió en cuentas de funcionarios públicos, que es lo que originó la demanda?

En principio nos acusaron de haber hackeado cuentas de altos funcionarios, incluido del Presidente de la República, pero no pudieron probar nada. Por eso cambiaron el tipo penal y dicen que hemos divulgado documentos reservados y nos llaman a juicio, pero en la audiencia tampoco pudieron demostrar nada.

 ¿Entonces por qué la orden de prisión preventiva?

Tan solo por un boletín de prensa que hice en 2013, donde advierto al país que habría un posible conflicto de intereses del estudio jurídico Foley Hoag que habría trabajado antes para Chevron-Texaco, y que pese a ello asesoró al Estado en la demanda que la petrolera planteó al país.

¿Qué otros documentos tiene?

En su debido momento, el país conocerá cuáles son los correos que dicen que hemos hecho públicos. Hasta el día de hoy no los hemos divulgado, pero en el juicio tendrán que presentados. En esos correos, lo que hacen notar los mismos funcionarios del Estado, es que Foley Hoag sí tendría conflictos de
intereses.

¿Se puede comparar su caso con el de Julian Assange?

Julian Assange sí divulgó documentos reservados y correos (electrónicos), como los de Hillary Clinton. Y lo hizo protegido por el Gobierno Nacional. Nosotros no divulgamos ningún correo, pero supongamos que lo hubiésemos hecho, deberíamos ser protegidos por el Estado ecuatoriano y no perseguidos.

¿Le resulta paradójico que ustedes, denunciantes de la presunta corrupción, estén con orden de prisión preventiva y que Carlos Pareja Yannuzzelli esté en Estados Unidos?

Esa ha sido la forma de actuar de Galo Chiriboga quien llegó a la Fiscalía precisamente para dejar en la impunidad los actos de corrupción de este Gobierno. Recordemos que con Pedro Delgado pasó exactamente lo mismo.

¿De efectivizarse la orden de prisión, se refugiará en alguna comunidad indígena, como la vez pasada, cuando le sentenciaron por injurias al Presidente?

Lo hice porque tuve que precautelar mi vida porque en dos ocasiones intentaron asesinarme, eso lo denuncie en la Fiscalía. Esta vez voy a seguir cumpliendo mis funciones y si la justicia correísta quiere detenerme, que me busque. (HC) FUENTE: DIAIRIO LA HORA.

0 comentarios:

Publicar un comentario